miércoles, 7 de marzo de 2012

EL IMÁN DE TERRASA




Esta mañana camino del trabajo como todos los días iba escuchando la radio, intentando por todos los medios discriminar las noticias negativas de las positivas pero esta ardua tarea se ha visto interrumpida por lo que a mi entender es una muy mala noticia que se suma al reguero de informaciones sobre desahucios, cierres de empresas, y demás datos negativos sobre la economía. Me refiero al envío a la fiscalía por los Mossos d’Esquadra de la información recogida en sus investigaciones al imán de Terrasa. Este predicador es además miembro del Consell cultural islamic de Catalunya con reconocimiento institucional.

El mahometano imán, parece ser que se esforzaba en aleccionar a sus fieles sobre los modos y maneras de reducir, pegar y maltratar a la mujer “sin dejar señales”. La noticia venía adornada con testimonios de algún que otro fiel que negaba taxativamente el motivo de las acusaciones.

No sé en qué va a terminar esta denuncia, ignoro si van a condenar al imán, tampoco sé si se le va a prohibir que ejerza tan “noble” ministerio. Espero que el Ministerio Fiscal se tome la denuncia en serio, que sus Señorías sean diligentes en los procedimientos y si no es mucho anhelar, sería deseable que si es cierto todo lo que denuncian los Mossos d’Esquadra, se tomen medidas cautelares sobre este individuo. La gravedad de los hechos lo justifican, el atentado a los más elementales derechos de las personas lo merecen una rápida e inequívoca acción. En una sociedad democrática la justicia debe tutelar especialmente los derechos de los más débiles y en el entorno cultural musulmán, la mujer es un elemento especialmente frágil. No se pueden tolerar por razones de identidad cultural o religiosa la conculcación de derechos básicos y elementales de la persona.


A menudo nos asaltan informaciones de matrimonios concertados de niñas menores con adultos, amén de otro tipo de atropellos, insisto en que en nombre la identidad cultural no se puede mirar hacia otro lado cuando sn estas cosas. A menudo esa enfermedad de progres que me atrevo a denominar “buenismocutre” intenta justificar actos propios de monarquías feudales y este mensaje no puede tener cabida en la sociedad de hoy.
Opino que todas las religiones son una tomadura de pelo, la católica en nombre de su verdad ha causado millones de muertos a lo largo de los siglos, la musulmana con diferencia, en manos de fanáticos ignorantes es más mortífera todavía.