domingo, 28 de octubre de 2007

LA JUSTICIA ES CIEGA PERO NO IDIOTA





Todos estamos indignados con las imágenes en que veíamos a un joven pegar y maltratar a una joven mujer ecuatoriana.

La repercusión mediática de este suceso, ha puesto en evidencia dos cosas. En primer lugar, nos apercibimos que estas cosas suceden y que el impacto que producen en la sociedad, es directamente proporcional a la publicidad y el énfasis mediático que se les dispensa.

Las imágenes son espeluznantes y remueven la conciencia de cualquier ser humano medianamente civilizado. Por lo menos eso creo yo.

En segundo lugar, se ha puesto de manifiesto una vez más, los graves déficit estructurales que viene padeciendo la justicia.

No sé si en este caso hay que hablar de desidia por parte del fiscal, que no compareció para posicionarse e interesar las medidas que en derecho creyera oportunas.

Se dice que el fiscal estaba formando parte de un dispositivo importante relacionado con el narcotráfico. ¿Debemos creerlo?

De todas formas, es bien patente, que la dotación de jueces y fiscales es insuficiente para poder actuar conforme a las necesidades y exigencias de los tiempos en que vivimos y con las necesidades del Estado de Derecho.

Hoy lo ha dicho bien claro Carlos Jiménez Villarejo en la SER. Respondiendo a las acertadas preguntas de Carles Francino, Aquél sabio exfiscal anticorrupción de dilatada carrera profesional y de compromiso con la libertad, ha hecho mención al artículo 173 del código penal que hace referencia a las vejaciones, maltrato de palabra y demás acciones que atentan contra la dignidad de la persona.

Don Carlos, ha despejado todas las incógnitas referentes a este caso y a los problemas que aquejan a la administración de justicia.

La agresión de este energúmeno a la joven ecuatoriana, pone también de manifiesto las múltiples patologías que anidan en esta sociedad.

La ausencia de los más elementales valores de respeto hacia los semejantes, de la condición, género, origen o raza que sea explican este tipo de actuaciones violentas.

Estamos en este caso, ante un individuo embrutecido, desaferentizado, con baja tolerancia a la frustración, incapaz de empatizar con sus congéneres.

Estamos frente a un fracaso del sistema educativo, de la familia y de la sociedad en su conjunto.

Quiero volver a resaltar la importancia de la mediatización de este caso y a las medidas que ha adoptado el juez, que han merecido el recurso de la fiscalía.

Su señoría ha atado en corto al agresor, le ha puesto unas condiciones duras para poder tenerle controlado: dos controles policiales al día y las correspondientes comparecencias semanales en el juzgado.

En el caso que hoy nos ocupa, ha quedado bien clara la repercusión mediática en la posterior actuación de la justicia, que se ha visto observada, sabiendo que cualquier dilación o patinazo, podría desencadenar una bronca de considerables proporciones.

Muchos otros casos – es ahí dónde quería llegar- no han tenido la misma cobertura informativa, siendo quizás de más gravedad por las secuelas de las lesiones infringidas por los agresores. Los agresores no han sido vistos en ningún video, no les ha entrevistado ningún periodista y la víctima ha quedado si cabe, más desamparada, no ha sido reparada de la misma forma en que seguramente lo será esta joven ecuatoriana.

Es vergonzosa la actitud de algunos medios que han ofrecido dinero al agresor de la joven para que este soltara algún ruido onomatopéyico por su boca.

¿Qué código ético guía a estos profesionales? ¿Son conscientes de que contribuyen a crear un monstruo?

8 comentarios:

Mar Calpena dijo...

Aquí hay un artículo muy interesante sobre el tema:

http://librodenotas.com/elmundogirasobreunejepodrido/12402/metele-al-sudaca

A mí lo que me preocupa es el papel del otro chico que iba en el vagón. A todos nos gustaría pensar que en un caso así actuaríamos distinto, saldríamos en defensa de esa chica. Pero en el día a día vemos montones de muestras de incivismo en los medios de transporte (pies sobre el asiento, etc) y no hacemos nada. Creo que Hannah Arendt hubiera podido escribir mucho sobre todo esto.

DESPERTAFERRO dijo...

Mar: Lo buscaré y lo leeré.
Cómo muchas personas, tengo un civilizado cabreo por estas muestras de incivismo que crecen día a día.
En nombre de no sé que tolerancia o concepto de libertad, se están permitiendo conductas y actitudes no homologables en una sociedad que pretende ser moderna y avanzada, no sólo en derechos si no también en obligaciones.
Respetar a los demás y cuidar de las cosas que son de todos, es una obligación también de TODOS.

PUNTIYO dijo...

Comparto tus opoiniones y tu cabreo.
Por cierto, ayer hice la receta de pasta que sugeriste -> ESPECTACULAR.
la publicaré en los próximos días.
Gracias.

DESPERTAFERRO dijo...

Puntiyo: celebro que la recta fuera de tu agrado.
Ciertas comidas ayudan a que los cabreos sean más llevaderos.
Hasta pronto.

Rafael del Barco Carreras dijo...

Recordando a Carlos Jiménez Villarejo, trece años fiscal franquista...y después...

JUICIO GRAN TIBIDABO

CONTABILIDAD

“INGENIERÍA FINANCIERA”

Y FISCALÍA



Rafael del Barco Carreras



Encajaría como título en una película del realismo italiano de los cincuenta, pero se refiere al 2008 y sobre el Caso Gran Tibidabo. Ente los contables que alcanzamos los tiempos de relleno del Libro Diario y Mayor con plumilla y redondilla (los manguitos y visera no los alcancé) y el bolígrafo sustituía la estilográfica (con fuerte oposición), corría el chiste, hoy ininteligible, del viejo contable al que el dueño observa abrir el cajón, y cerrar rápidamente, cada día, y durante décadas, al iniciar la jornada, descubriendo un día en uno de los lados un gran letrero advirtiendo, “LAS ENTRADAS AL DEBE, LAS SALIDAS AL HABER”.

Hoy infinidad de “administrativos” con titulaciones y master no entienden el anunciado, la base y primer mandamiento de la contabilidad por partida doble (los ordenadores ahorran entender hasta sus menús), pero el otro de los chistes en el oficio se viene repitiendo desde antes incluso del invento por los siglos XV de las bases de toda buena y controlada administración. El cajero o contable se presenta compungido y arrepentido al dueño confesando que por las “mujeres o el juego” le ha robado. La cantidad debe ser importante respecto al bolsillo del dueño, y por lo tanto también la relativa solución. De entre la familia para que no le lleven a la cárcel ha reunido tanto… y el dueño acepta… de lo perdido a recuperar lo que se pueda…aunque los hubo, y hay, que prefirieron romper la cara al contable y encima meterlo en la cárcel.

Esta introducción un tanto enrevesada vale para limpiando de palabras, retórica, demagogia y cara dura, descubramos que en definitiva el “financiero y empresario modelo Javier de la Rosa” no es más que un contable charlatán y chorizo, pero que además ni se molestaba en abrir el cajón para contabilizar el movimiento de caja diario, sino que distrayendo al dueño en las bíblicas estafas piramidales, donde hasta parecía obtener ganancias, se quedaba poco a poco o mucho a mucho con todo. Es sencillo. Y en este caso entran en juego los fiscales, la Ley, y entre Carlos Jiménez Villarejo que nos dice en todos los periódicos y medios de comunicación, una y otra vez, lo complicado de las INGENIERÍAS FINANCIERAS de los casos “De la Rosa”, y su sucesor, compañero y segundo durante décadas, José María Mena Álvarez, que difunde lo de CASO AISLADO respecto a Pascual Estevill, “nos temimos una generalización” (en la corrupción judicial se entiende), está aviada la JUSTICIA EN BARCELONA.

Lo complicado es él, su Fiscalía con mandato vitalicio (para garantizar su independencia vociferaba cuando le suprimieron lo de VITALICIO) y los tortuosos caminos de la Justicia y la Corrupción Española. En Londres lo entendieron rápido, un año para determinar si el Juzgado tenía jurisdicción, muy importante dentro de un verdadero Estado de Derecho, y otro para condenarle. De allí derivan todas las pruebas contra De la Rosa, ver www.lagrancorrupcion.com El dinero se lo llevan siempre las manos por donde pasa, y no hay más, y encima esas manos destruían toda contabilidad, si es que la hubo, porque en varios casos los justificantes, que no los libros contables, se confeccionan después de llevárselo en crudo, tipo Consorcio de la Zona Franca. Talones en blanco firmados por el padre y dinero que desaparece a través del Banco Garriga y Nogués. No existe la INGENIERÍA FINANCIERA, solo la desvergüenza de un Sistema inmerso en la Corrupción, donde además y antes de pensar en cómo resarcir y aplacar al dueño (De la Rosa siempre dejaba alguna zanahoria para roer después del consabido “les compro el negocio”) pensaba en el coste de un “arreglo” si el dueño no se avenía y denunciaba. O sea, CASO GRAN TIBIDABO, del importe robado, una parte para que los dueños se peleen entre sí, y otra tan grande o más para el SISTEMA, y el resto hasta 30.000 millones a paraísos fiscales, Fundación Blomor y otras. De ahí la necesidad de JUAN PIQUÉ VIDAL, confundiendo trayectorias. Por eso, él, más abogado que contable, montó sus INGENIERÍAS pensando en los Carlos Jiménez Villarejo y José María Mena, y a quienes servían, a LOS DEL ESTADO (socios en el negocios del despiste descapitalizador), todos “abogados” de una gran escuela, la corrupta desde siglos DICTADURA FUNCIONARIAL ESPAÑOLA. Y para que no se enfaden los DECENTES, la mayoría (en este caso en cuanto a mí más peligrosos que los corruptos), diré que bastan las habilidades de los “genios del Derecho” sumadas a unos pocos corruptos para conseguir CATORCE AÑOS DE INSTRUCCIÓN, acusados de tercera división, y una condena inferior a la del LUTE por unas gallinas.

Rafael del Barco Carreras dijo...

JUICIO GRAN TIBIDABO

SENTENCIA TRES AÑOS



Rafael del Barco Carreras



Si hace veinticinco años, 1983, después de los tres años de prisión preventiva por el caso Consorcio de la Zona Franca, me convencí que lo visto en las películas y mi culturilla por estudios bancarios y experiencias en el campo del Derecho, por mi profesión de empresario, nada tenían que ver con la realidad de la JUSTICIA EN ESPAÑA, pasados estos veintiocho años la situación aun me parece peor. Lo del “cachondeo” del Alcalde de Jerez es de párvulos. Y esta semana, si no había bastante con una taza, DOS, De la Rosa sale casi de rositas y con 30.000 MIL MILLONES para él y sus “cómplices” (que no son el resto de acusados), y sus ex socios LOS ALBERTOS, consiguen consolidar otra estafa de varios miles de millones de los 90 sin ni siquiera pisar prisión, y la pregunta sería ¿Cuánto dinero les ha costado?.

Ya no es que los jueces, fiscales o secretarios sean o no decentes, es que el Sistema es una pura degeneración histórica. Diría que la DICTADURA DEL FUNCIONARIADO durante todos los siglos de historia de nuestro País ha adaptado el Derecho Romano y los Códigos Napoleónicos al total albedrío de unos cuerpos funcionariales y de una profesión imposibilitando cualquier acercamiento al Liberalismo Democrático. El “vosotros hacer las LEYES, que yo redactaré los REGLAMENTOS”, y los “reglamentos” encajan como un guante a los “profesionales del Derecho y la Justicia”.

Ya no es ni culpa de nadie, este engendro que entre corruptos y de “buena fe” permite que un CASO se pierda durante CATORCE AÑOS y que llegado el momento unos pactos escenifiquen una farsa donde parece que se juzgue GRAN TIBIDABO, y lo que se oyen son sandeces de si ha debido pagar unas cantidades o no a la HACIENDA PÚBLICA, no es que sea un cachondeo, es simplemente una injuria no solo a las víctimas estafadas sino a la SOCIEDAD, a la que de entrada le dicen que un reducido número de profesionales, los abogados y fiscalía, han pactado. O sea, las diferentes reformas posfranquistas no solo se lo han puesto más fácil a los profesionales del Derecho y la Justicia, pareciendo que la democratizaban a la altura de lo exigido por los Pactos Internacionales sobre Derechos Humanos, sino que han convertido en ridículas aquellas mil o cinco mil pesetas entre escritos de los tiempos de Franco, generalizadas y consentidas.

Pero no es eso lo peor. La adaptación de un sistema impresentable solo ha complicado el panorama. Unas pocas consideraciones tópicas. El DOLO no existía, la voluntad o no de delinquir la decidían los jueces. Cualquiera era culpable si no demostraba la inocencia. La presunción de inocencia, otra entelequia. El ingreso en prisión sin argumentar. La prisión preventiva ilimitada. Nada de “vistillas” reconsiderando el recurso al auto de prisión. Jueces especiales, nombrados a dedo para casos concretos. El juez que instruía o la Sala que decidía los recursos juzgaban, el “yo me lo guiso y me lo como”. El DESACATO base de toda ARBITRARIEDAD, y por tanto prepotente injusticia. El derecho al “silencio” o no declarar contra si mismo, no existía, y se interpretaría a favor o en contra a criterio del juez. Incluso los obligados libros registros de entrada, inexistentes. Como gran concesión, se ha ampliado el poder del TRIBUNAL SUPREMO sobre la SOBERANÍA TOTAL de la Sala de Justicia convirtiendo la llamada ÍNTIMA CONVICCIÓN en prueba irrebatible. Un recurso, el de casación ante el Supremo, lejos de la obligada SEGUNDA INSTANCIA de la Carta de Derechos Humanos de la ONU, que por ello ya ha condenado a España. Y ni comentario sobre la Ley de Vagos y Maleantes, donde tanto pobre diablo, y no tan pobre, pagó por lo que no había hecho. Si por si solas estas deficiencias jurídicas, por llamarlas suavemente, no anulan cualquier sentencia dictada a su amparo, solo se debe al empecinamiento de un Sistema Injusto para continuar en el machito del Poder. “Los errores antiguos dejan en pos, por desgracia, huellas del pasado”, decía un maestro del Derecho, y entre las huellas y la corrupción, la Justicia Española es un desastre. Y nadie quiere hincarle el diente.

En España no tiene predicamento lo de generalizar los Jurados, ni siquiera MIXTOS, transformando los jueces en árbitros y técnicos, y menos desmontar la burocrática institución de la Fiscalía, eligiendo por votación entre profesionales del Derecho a quienes deban defender al Pueblo y la Ley, y que por cierto las nuevas leyes democráticas les ha convertido en decisorios por pactos en el 45% de los casos MENORES, en este caso MAYORES. El Pueblo Español en esto, y más, demuestra su histórica sumisión y hasta miedo al Poder, y sus políticos, mayoría abogados, que tanta saliva gastan con la palabra DEMOCRACIA no tienen absoluta voluntad de enderezar sumisiones tan aceptadas, como tampoco las tienen de suprimir listas cerradas y cotos impermeables.

Rafael del Barco Carreras dijo...

LA TAPADERA... BUFETE PIQUÉ VIDAL



Rafael del Barco Carreras



Me repito. El tema es infinito. Leí la famosa novela sobre un Bufete de aspecto “legal” pero de y para la Mafia, precisamente en La Modelo. Quien me la regalaba sabía el porqué y cómo de mis desgracias. Pero ni a mis íntimos ni a los periodistas que compararon el Bufete Piqué Vidal con “LA TAPADERA” no les argumenté entonces que “no era aquello”. El Bufete no defendía ni blanqueaba para mafiosos, era en si mismo LA MAFIA, tal como surge del SISTEMA ESPAÑOL. Nuestra Tapadera y decenas de Tapaderas no trabajan para mafiosos, son los mafiosos. Ellos y SUS jueces, secretarios, inspectores de Hacienda, de Trabajo, policías, fiscales, y políticos.

Y en nuestras Tapaderas nunca surge un Tom Cruise. Es imposible, los del primer escalón no se enteran de nada, llenan papeles, becarios o recién licenciados, casi gratis, y gastando suela por los pasillos de los Palacios de Justicia, y los que “ascienden” son hijos, sobrinos, y hasta pillados y condenados que el Bufete contratará una vez descubiertos, o limpios jubilados, aunque “toda Barcelona” sepa de su perversión. Pero que duda cabe que de los hasta CIEN PROFESIONALES, y 35 bufetes asociados en IBERFORO, los hubo no solo sabedores (“Lo sabía toda Barcelona”), sino partícipes, incluso aportando sus “amistades” y su sabiduría. Y si el secretario, Antoni Piñol, por su libro “La toga manchada de Piqué Vidal”, nos demuestra que la mano derecha del jefe no sabía lo que hacía su izquierda, tuvo varias “manos derechas” participando de un proceso delictivo aunque solo fuera por “explotar” a su amistades oficiales. Ante el clamor y denuncias muchos profesionales se despidieron, alguno clamando por su honorabilidad, pero nadie de su entorno denunciaría, absolutamente nadie.

Seguro que el joven abogado Javier Selva Prieto, del Bufete, que me acompañara y “asesorara” en mi primera cita con el policía Justo Aguilera (ver www.lagrancorrupcion.com), actuaba de buena fe, pero también seguro que su padre el magistrado Julio Selva Ramos sabía de la especial filosofía del Bufete, con intensos rumores por el Palacio de Justicia sobre “maletines”.

Y el propio Piqué Vidal cayó porque el amoral por antonomasia, los hay otros, Pascual Estevill, debió soñar que parapetándose tras él se salvaría. Y a considerar lo de la Audiencia Nacional, la DEA Americana insistiendo, por el blanqueo de 2.000 kg. de cocaína. Nadie de Barcelona le señala, nadie se atreve. Sus archivos abarcan la flor y nata de la Ciudad, y aun con órdenes de Madrid solo se le detendrá unas horas.

Cuando leí que el Consulado Chino le nombraba su bufete de referencia dudé entre temer por los chinos o por el Bufete, en teoría y dado el oscurantismo de la comunidad china elegían un buen enderezador de ilegalidades, pero le aconsejaría a Piqué Vidal que se olvidara de su habitual y frailuno doble y triple juego. Los que conocí en prisión tenían menos paciencia que los mafiosos italianos o sudamericanos, a los que no les valían tonterías, si habían pagado un montón de millones en negro para librarse hasta de muertos, la libertad era obligada.

La Tapadera desaparece como Bufete, aquí no solo sigue vivo sino se anuncia, y el capo sale de prisión y se incorpora. Nadie como él. Es irrepetible dirá la Vanguardia cuando le detienen unas horas en el 2006.

Rafael del Barco Carreras dijo...

Otra de Justicia...

A LOS 25 AÑOS DE LA SENTENCIA DEL

CASO CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA DE BARCELONA



Rafael del Barco Carreras



Me es indispensable pasados 25 años, SENTENCIA 25-05-1983, recordar la pieza clave y base de la gran fortuna y ascensión de un empleado de banca, Javier de la Rosa Martí. Comparar la vida, personalidad y futuro de los tres condenados, es una más de las muchísimas pruebas que dan sentido a lo que los más benévolos califican mi “cruzada”. Otros me insultan y amenazan…pero en honor a la verdad miles se interesan… alentándome.

Por un lado, la de los beneficiados del desfalco por más de 10.000 millones desde 1974 a 1979 al Consorcio de la Zona Franca, los de la Rosa. Uno, el padre, Antonio de la Rosa Vázquez, abogado del Estado y hombre del “Movimiento”, viviendo en “busca y captura” una vida de multimillonario, hasta la “prescripción” en 1997, y su muerte en 2004. Y otro, el hijo, librado de su real autoría gracias a la GRAN CORRUPCION, liderada y dirigida por su abogado JUAN PIQUÉ VIDAL, alcanzaría los “cielos”, y no solo en sentido literario, cruzándolo con los mejores jets y helicóptero, sino codeándose y revolcándose con la crem de la crem.

Resumiendo lo muy detallado en www.lagrancorrupcion.com, al tiempo que los condenados por encubridores a los tres años pasados en prisión, Fernando Serena y yo (encubridores sin conexión alguna con el vaciado Consorcio, ¿y nadie de sus casi 300 funcionarios y decenas de vocales y directivos no se enteraron de NADA durante 5 años?) se debatirían entre quiebras y desastres financieros que no alcanzarían el valor del helicóptero de Javier, y Bruna, condenado a 23 años por autor, subsistiría con sus hijos en el bufete creado por su padre mucho antes de la guerra civil, los “cerebros” con la base de la primera estafa, el Consorcio, aun reventarían el Banco Garriga Nogués por 100.000 millones, KIO por un mínimo de 500.000 millones, Gran Tibidabo por 30.000… y unas cuantas más… y en la actualidad tras años de encaramados, ellos o sus elegidos a dedo en la Derecha o Izquierda, en la cresta de la ola de la bonanza económica desde las Olimpiadas, inician la crisis con más o menos las mismas fórmulas, corrupción, estafa y quiebras.