martes, 25 de marzo de 2008

JOSEP BENET I MORELL

JOSEP BENET I MORELL


Este pasado domingo de Pascua, hablábamos con mi amigo José Luis López Bulla los comentarios que le mereció a Josep Benet el tinglado del Memorial democràtic auspiciado por el inefable Conseller Saura en la Conselleria d´afers Institucionals. Total, un gazapo más de los muchos a los que nos tienen acostumbrados y que no por esto, cusan menos sarpullidos a personas como Benet que saben por formación y larga experiencia poner el nombre que le corresponde a cada cosa.


Parecía una premonición, fue hablar de Benet y al cabo de unas horas, conocer la noticia de su fallecimiento.

Sin duda una pérdida importante para este país tan falto de personas como Benet como de una dosis de recuerdo de seriedad, sentido común y sensatez.

Recuerdo a Benet, al senador más votado de España en aquellas elecciones del 77, que con la candidatura llamada Entesa dels Catalans, junto a Candel y Cirici Pellicer, concitó las adhesiones de una gran parte del electorado de Catalunya.Benet era un hombre de apariencia frágil, con una voz fina que en más de una ocasión en los tribunales militares cobraba la energía necesaria para
evitar el pelotón de fusilamiento o una larga condena.








Benet con Marcelino Camacho y José L. López Bulla
El papel de Benet en los organismos unitarios durante el franquismo fué muy importante. En la Assemblea de Catalunya jugó un papel importante, permaneciendo siempre al lado de quienes defendían una sociedad más justa e igualitaria, llegando a ser el candidato del PSUC como independiente en las elecciones al Parlament de Catalunya.

La faceta de historiador era la que más le caracterizó en los últimos años, ya retirado de la vida política.


Benet se caracterizó siempre por su sinceridad y la dureza de sus críticas, que ejerció siempre en defensa de los intereses de Catalunya y de las clases populares.Que descanse en paz.

4 comentarios:

manuel allue dijo...

Lo peor, estimat Narcís, es que descansan en paz los cuerpos pero no las ideas. El devenir de las ideas, vamos. Benet no fue un hombre de ideas pero sí de hechos ( de fets) y de una coherencia que apabulla, que estremece. De una sensatez que ya no se usa, ni mucho menos, que parece que no existe.

¿Qué nos ha pasado?

"Tati-Pagès-Soulbizarre" dijo...

quede claro que don Josep Benet fue coherente en todo: empezó en unió democrática, fue un unitario de pies a cabeza y acabó dando apoyo público al Durán Lleida. Dicho esto...lo mejor de Benet fué su capacidad para desmontar el mito Tarradellas. Desde las antípodas merece un respeto y un recuerdo, pese al lío que se montó ante el memorial democrático que abominó, posiblemente por la escasa capacidad persuasiva y discursiva de Joan Saura. Lástima, pues el memorial es bastante positivo y cuenta con historiadores de contrastada solvencia. Ahora, hoy, toca recordar a Benet. El unitario de derechas en una época en que la derecha ni se ilustra ni saca lustre. T'estimem!

Toticos dijo...

Molt bé, company o companya. Una salutació des de l'altra punta de la comarca. Petons.

DESPERTAFERRO dijo...

Tati: ¿Benet de derechas? Creo yo que no.
En cuanto al memorial democràtic me reafirmo en que su concepción y forma es chapucera y muy poco rigurosa.
Des de ese "buenismo" institucional, encarnado por el memo de Saura se está enpequeñeciendo algo que podía haber sido grande. Se está creando un memorial a la medida de sus padres intelectuales.
Una vez más coincido con ese "derechista" que respondía al nombre de Benet.
A Manolo le digo que una vez más estamos de acuerdo. benet era el rigor y también las ideas aunque se caracterizara más por "anar per feina".
Las ideas están irreconocibles de tanto manosearlas unos y otroa y no siempre con buenas intenciones.